Música en el hospital

Música en el hospital

Música en el hospital

Hace varios años unos médicos del Hospital Universitario de Gales, escribieron una divertida nota navideña, donde dejan atrás el típico formalismo de los médicos y muestran una cara mucho más amena, lo cual agradó al pueblo español. Su nota se refería a qué música escuchaban en su jornada de trabajo. Aquí cuentan que la vida del médico no es para nada fácil, pero es bastante divertida y con un poco de espíritu. Los lectores se sintieron bastante identificados con los sentimientos que expresaban los residentes. En muchos hospitales como hospiten de Pedro Cobiella, la música juega un papel fundamental, pues se ha demostrado científicamente que la música dependiendo del género y el volumen, podría llegar a tener un efecto analgésico y relajante que hará que el paciente se sienta mucho mejor.

Obviamente no puede ser cualquier tipo de música, lo más recomendable para un hospital, es la música pop, la clásica, la indie o la instrumental, música que con un volumen controlado, puede mejorar sustancialmente el estado de ansiedad y físico del paciente.

Entre los efectos que tiene la música con los pacientes, encontramos el analgésico y relajante, también se ha encontrado que reduce los niveles de ansiedad, estrés, la fatiga muscular, y la hipertonía. Una recuperación puede ser más rápida con el estímulo musical adecuado. Los profesionales del área de la salud, también pueden llegarse a sentir mucho más motivados con una buena melodía de fondo. En los niños estos efectos se intensifican, llegando a ser una especie de terapia complementaria.

Trabajar con música con los niños en los hospitales, es mucho más estimulante, sobre todo con aquellos que padecen enfermedades graves.

Los médicos en esta misiva, criticaban directamente a aquellas personas que pudieron llegar a tacharlos de poco profesionales por el hecho de escuchar música durante el trabajo, pero su respuesta es que esto no va intervenir con su concentración, por el contrario los relajara y los pondrá en alerta. Por su parte quienes se oponen a esta práctica, afirman que los profesionales que escuchan música durante su trabajo, hacen que éste sea mucho más lento, los desconcentra y distrae. Cada quien tiene una opinión distinta, pero son más los que están a favor que los que se oponen.

En lo que sí coinciden todos los galenos, es en que es de suma importancia respetar el volumen de la música, no debe ser demasiado alta pues así podría interferir en el desarrollo de la intervención. De igual forma, el género también es importante. Escuchar música durante una operación también debe ser parte de un consenso de todo el equipo médico que realizará dicha intervención.

La música clásica sin duda es la favorita de todos los quirófanos. Tanto los médicos como lo pacientes que fueron sometidos a música clásica durante su intervención, afirman que se sienten mucho más relajados, lo que los hace sentir menos tensos.

Una de las melodías favoritas al momento de realizar un intervención quirúrgica es Staying Alive, esta es una canción de los Bee Gees que data del año 1977, aunque no es una canción para nada tranquila, la mayoría de los galenos indican que puede llegar a reducir la tensión y subir el ánimo.

Otra de las canciones que prefieren los galenos, es Smooth Operator, esta es una canción que Sade sacó en el año 1984, los médicos expresan que operar con esta canción es una gran experiencia y además a los pacientes les parece un tanto chistoso.

editor

Deja un comentario